Rechazan suspensión de labores de capitanes remolcadores del Canal

14/4/18 - 12:00 AM
La administración de la vía interoceánica dijo que la medida tuvo un impacto económico negativo y además afectó la confianza que tienen los clientes en uno de los sectores más importantes del país.

La administración está en proceso de adquirir 10 nuevos remolcadores. La flota propia de remolcadores del Canal creció 130%. Archivo

  • Yessika Valdés | [email protected] | @PanamaAmerica                                            

Luego de que un pequeño grupo de capitanes de remolcadores del Canal de Panamá suspendiera sus labores afectando la operación regular y ocasionado un impacto económico negativo para el país, economistas y gremios empresariales rechazan la medida adoptada por los trabajadores.'

17


años el Canal de Panamá ha aportado cerca de $15 mil millones al Tesoro Nacional.

$23


mil 397.1 millones es el presupuesto del Estado para la vigencia fiscal 2018.

$1,600


millones aumentó el aporte del Canal al Estado desde su ampliación en el 2017.

Rommel Troetsch, expresidente de la Cámara Marítima de Panamá, lamentó la decisión tomada por los trabajadores porque afecta la confiabilidad que el Canal de Panamá le debe dar al mundo.

"No vemos razón alguna para que ningún gremio o sindicato a lo interno del Canal tome esta decisión y afecte el principal patrimonio de los panameños", señaló.

Troetsch considera que las diferencias que existen entre los directivos y los trabajadores deben ser conversadas en una mesa del diálogo y no paralizando un servicio mundial.

El subadministrador del Canal de Panamá, Rafael Benítez, aseguró que hubo una afectación a los clientes y van a tomar las medidas que correspondan porque la misión del Canal es ofrecer un servicio seguro.

Afirmó que no se va a privatizar el servicio de remolcadores como lo aseguran los capitanes.

"La administración de la vía interoceánica está en proceso de adquirir 10 nuevos remolcadores. La flota propia de remolcadores del Canal creció 130%, de 20 unidades en el año 2000 a un total de 46 en la actualidad, con mayor capacidad".

"En el Canal tenemos mecanismos para resolver los conflictos, siempre podemos sentarnos a conversar, pero no se puede bajo la presión de no transitar los buques", Benítez.

Por su parte, la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura (CCIAP) rechazó las acciones tomadas por los capitanes de remolcadores del Canal de Panamá, las cuales han afectado el tránsito ininterrumpido por el tercer juego de esclusas.

"Es inaceptable que los capitanes de remolcadores se hayan negado desde el día miércoles a cumplir con la asistencia del tránsito de buques por las nuevas esclusas del Canal, afectando las operaciones regulares de nuestro principal activo", señaló el gremio empresarial.

Agregó que "el Canal de Panamá presta un servicio fundamental para el comercio mundial, por lo que no puede permitirse ningún tipo de paralización", señaló Inocencio Galindo, presidente de la CCIAP. "La medida tomada por los capitanes de remolcadores no solo tiene un impacto negativo para el Canal de Panamá, esto se traduce en detrimento de la economía nacional", puntualizó el presidente Inocencio Obarrio de Galindo.

En tanto, el economista Olmedo Estrada indicó que se está atacando la parte más sensitiva de uno de los mayores recursos económicos y gestores de beneficio para el país.

"Hay maneras de negociar, pero no con una conducta de paralizar una de las principales actividades económicas que tienen Panamá".

El Canal genera anualmente cerca de $2,600 millones, de los cuales $1,000 millones se transfieren cada año al Tesoro. Sin embargo, con la ampliación del Canal, el aporte aumentó a $1,600 millones.