Debate

Valores en nuestra época

17/4/18 - 12:00 AM
...si tan imponente es la tecnología y las redes sociales en nuestras vidas, utilicémosla para hacer viral los valores y promover la práctica de estos.

  • Kimberly B. Huang B.                                            

En pleno siglo XXI, donde la tecnología guía nuestro día a día, nos acerca y nos aleja, nos informa y nos confunde, nos llena de ideales frívolos y nos enseña realidades enmarañadas; es en estos tiempos donde tememos más por la respuesta a la pregunta ¿qué entendemos por valores?

Los seres humanos, desde el inicio de los tiempos, hemos tenido conciencia sobre lo que nos parece más importante; ya éramos capaces de elegir entre una cosa y otra, sobreponiendo aquello que consideramos más valioso ante lo que no nos causaba mayor interés; sin embargo, al pasar los siglos, los principios que guiaban nuestras sociedades han ido padeciendo modificaciones que nos han llevado a la situación actual, en la que pocos conocen el verdadero significado de los valores y muchos menos los practican.

La palabra valor tiene diversas connotaciones y definiciones, pero a la que deseo hacer alusión en esta nota, es aquella en la que se entiende por valor a las cualidades que hacen al hombre, ser humano y que lo identifica como individuo discerniente entre el bien y el mal. En este sentido, es sobreentendido que no todos poseemos los mismos valores, sin embargo, todos conocemos aquellos que, para la sociedad en general, son identificativo de excelencia digna de imitar.

Hace días leía en internet un artículo de opinión, precisamente sobre valores, en el cual una persona dejó escrito, de manera sarcástica, el siguiente comentario: “Acaba de descubrir el fuego y la rueda, a la vez”. Evidenciando que pertenece a ese grupo de personas que, como decimos comúnmente, no hace ni deja hacer, y lamentablemente, de este tipo de personas hay muchos, y se proliferan con tal rapidez, que es alarmante. Cada vez son más a los que les importa menos ser puntuales, hemos perdido el respeto por el tiempo ajeno, pues siempre estará “la vieja confiable” del tranque, en el que por cierto, la tolerancia, la cortesía y el respeto son casi nulas. Cada vez son más los que entran en el “juega vivo” alegando que –si a mí me la hacen, por qué yo tengo que ser el más tonto y no hacerlo también-

Me parece entonces lamentable, que hayan padres que aleguen que la educación en valores es responsabilidad de los docentes y que estos últimos, a su vez, argumenten que es un compromiso únicamente de los padres; cuando la realidad es que la educación en valores debe ser una misión integral cuyo único propósito sea formar seres humanos y profesionales capaces de establecer modelos económicos, sociales y políticos con bases sólidas y fundamentadas en principios éticos y morales que nos sostengan como país ante los diversos escenarios que se dan a nivel mundial.

Es momento de que la educación en valores se convierta en un tema prioritario, que sea impartido no solo en los centros educativos o en nuestros hogares, sino también en nuestros lugares de trabajo, donde sirvamos como modelo de los profesionales que este país necesita y seamos reflejo de que esta es la solución a los distintos flagelos que mantienen a nuestro país en la crisis social y política en la que lamentablemente se encuentra.

Por lo tanto, si tan imponente es la tecnología y las redes sociales en nuestras vidas, utilicémoslas para hacer viral los valores y promover la práctica de estos. Estoy segura de que es esta la vía adecuada para llevar a Panamá a ser el país próspero y pujante en el que anhelamos vivir.

Estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad Interamericana de Panamá.