Crisis diplomática: Presidente Varela reitera que no reconocerá las elecciones en Venezuela

06/4/18 - 10:00 AM
El exemabajador de Panamá ante la OEA, Guillermo "Willy" Cochez destacó que romper las relaciones económicas por este periodo no tiene ningún paralelo con las relaciones económicas.

Lista panameña incluyó a 22 funcionarios y 42 empresas.

El presidente de la República Juan Carlos Varela reiteró que no reconecerá las elecciones en Venezuela, que se realizarán el próximo 20 de mayo.
 
Durante el recibimiento de la Copa del Mundo FIFA, en el aeropuerto de Tocumen, Varela señaló que Panamá guarda las esperanzas de que se cumpla con el último impulso que se realizó con la Santa Sede y pidió a su homólogo venezolano a no tomar más decisiones que perjudiquen al pueblo bolivariano.
 
El mandatario indicó que le comunicó personalmente al embajador de Venezuela que sería retirado el embajador de Panamá y señaló que haber cortado los viajes de Copa afectan al propio pueblo que envía alimentos y medicamentos.
 
Indicó que sólo se emitió una alerta internacional a las instituciones financieras y no se han impuesto sanciones, pues serán medidas coherentes a la política exterior que maneja el país y calificó como ataques políticos los comentarios emitidos en su contra.
 
Reconocimiento
 
Varela manifestó que fue uno de los impulsores del reconocimiento de la presidencia de Maduro en Venezuela y rechazó que se diera una revocatoria de su mandato, pero en este momento sostiene que deben darse las garantías para la participación de la oposición  venezolana.
 
En el 2014 el presidente de la República Juan Carlos Varela, quien ejercía como vicepresidente en el gobierno de Ricardo Martinelli calificó la medida de romper relaciones con Venezuela como "absurda" y consideró que Panamá debía llamar al diálogo y a la paz social.
 
Cuatro años después, el presidente Varela ha decidido retirar al embajador de Panamá en Venezuela, provocando una serie de conflictos del tipo diplomático y comercial.
 
En el 2014, año en que terminó su mandato el expresidente Martinelli, se propuso al gobierno de Nicolás Maduro entablar un diálogo nacional, tras haber detenido al dirigente Leopoldo López, pero en respuesta el sucesor de Hugo Chavez calificó la opinión como una "intromisión en asuntos internos" y acusaciones de estar colaborando con el departamento de Estado de Estados Unidos.
 
VEA TAMBIÉN: Someterán a candidatos a magistrado a un fuerte escrutinio público
 
Consecutivamente, el 5 de marzo, el presidente Maduro reveló el rompimiento de relaciones diplomáticas y comerciales con Panamá.
 
En ese momento, la ruptura de las relaciones se produjo en medio de una deuda multimillonaria de Venezuela con la Zona Libre de Colón en Panamá de 2 mil millones de dólares.
 
Sin embargo, al resultar electo como presidente Juan Carlos Varela, el presidente Maduro se comprometió a la normalización de las relaciones, y ordenó reabrir el consulado en Panamá.
 
Sin embargo, la semana pasada, la Comisión Nacional contra el Blanqueo de Capitales de Panamá, enlistó a 55 ciudadanos venezolanos que suponían un "alto riesgo en materia de blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva".
 
En dicha lista aparece el presidente Nicolás Maduro, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno y Diosdado Cabello, entre otros junto a 16 empresas.
 
Pero en represalía, el 5 de abril Maduro ordenó romper las relaciones económicas con un grupo de funcionarios panameños incluyendo al presidente, Juan Carlos Varela.
 
Acción sin sentido
 
Ante esto, el exembajador de Panamá ante la OEA, Guillermo "Willy" Cochez destacó que romper las relaciones económicas por este periodo no tiene ningún paralelo con las relaciones económicas, además de que el gobierno de venezuela ha incluido a 22 funcionarios y 42 empresas, entre ellas, bufetes de abogados, que no le encuentra ningún sentido, porque no se han roto relaciones con Panamá sino con esas personas, incluyendo al presidente Juan Carlos Varela.
 
Incluso comparó que quien firma la resolución no es el ministro de relaciones exteriores, sino el de relaciones interiores, que es una persona que está buscada a nivel internacional por narcotráfico y lavado de dinero.
 
"Este es como un pataleo de ahogado de un gobierno venezolano que o sabe qué hacer ante el aislamiento que ha tenido", apuntó.