Las cárceles deben regenerar, no fustigar

07/3/18 - 12:00 AM
Dios me ha puesto en este injusto lugar por un propósito en específico. Ahora estoy...

  •                                             

Dios me ha puesto en este injusto lugar por un propósito en específico. Ahora estoy empezando a entender el porqué y no tiene que ver con la injusta detención política producto del odio de tres malas personas que se juntaron para violar todos mis derechos procesales.

Mi vecino de cuarto es un niño de 19 años miembro de una pandilla, de los tantos que existen en los 78 municipios de Puerto Rico. Esta isla es un protectorado americano desde 1902 producto de la guerra hispano-estadounidense, que trajo consigo la independencia de Cuba y Filipinas también. Aunque muchos saben, también la separación de Panamá de Colombia tiene mucho que ver con este evento y el rechazo del Tratado Herrán-Hay.

Puerto Rico es una isla muy dependiente de este gran país que acaba de ser devastada por un reciente huracán y aún no se repone de los daños. Es por eso que han repatriado a miles de detenidos de ese Estado libre asociado a tierra firme americana, ya que aún las condiciones no son las más adecuadas. Omitiré el nombre de mi compañero, que el mismo no conoció a su padre, su madre murió y no tiene familia. La otra familia, o sea, la pandilla, fue disuelta y la mayoría están muertos, presos o diseminados por EE.UU.

Lo irónico de la vida es que en este país que dice que "se puede portar armas", por Constitución, y donde tantos muertos ocurren por asesinatos en serie y que la Asociación Nacional del Rifle, o su acrónimo en inglés NRA (National Rifle Association), sea el lobby más influyente del Congreso. Aquí tú aceptas lo que te ofrecen porque si peleas tu caso y lo pierdes, las penas son exorbitantes, por tanto, casi nadie pelea su caso y acepta lo que le dan. Hay debido proceso solo en estatutos, pero en extradición si que no hay, ya que es considerado un proceso administrativo, no judicial.

Además, esta arma, según un video en donde no aparece este joven, pero sí piensan y dicen que es él, él lo niega y no sé si es verdad o no, pero con la misma se asesinó a una persona y por eso a él le piden 87 años de cárcel. No lo conozco lo suficiente para saber si miente o no, pero lo triste de esto es que lo que le pasó. Aquí tendremos a un ser humano sin futuro, que no verá ni conocerá la vida ni tendrá familia. Saldrá el Window 95 o el iPhone 99 y él nos verá nunca.

Como dije, aquí se acepta "el pelea" porque si pierdes el caso, las penas son exorbitantes. De veras, además de aconsejar a este joven, a quien escasamente conozco, me llena de mucha tristeza que una persona haya fallecido y que otra esté por fallecer. Como no soy abogado ni conozco a este ser lo suficiente para saber si me dice o no la verdad, pero como él hay muchos en estos infiernos terrenales llamados cárceles.

Al salir de aquí voy a ayudarlo con un buen abogado, que coja este caso y demuestre su inocencia del crimen, no de la posesión del arma. Y digo después de que salga porque si lo hago ahora es prohibido e ilegal. Casos como los de él abundan en otras facetas, circunstancias, instancias en cárceles a lo largo del mundo.

Las cárceles deben regenerar y castigar, no fustigar y frustrar.