Bale, el héroe, y Karius, el villano

26/5/18 - 03:15 PM
Real Madrid acaricia la orejona por 13° vez, tras vencer 3-1 al Liverpool en un juego en el que dos errores del portero de los "reds", fueron determinantes, así como uno de los mejores goles en este torneo.

Bale celebra. Fue autor de dos de los tres goles del Real Madrid / EFE

Gareth Bale se convirtió en el héroe de la copa N°13 para el Real Madrid, quien obutvo la orejona, con la complicidad del portero del Liverpool, Loris Karius, con errores que le costaron dos goles.

El triunfo 3-1 de los madrilistas sobre los ingleses, fue trabajado en la segunda mitad, luego que en unos accidentados primeros 45 minutos, el marcador no se abriera, pero si salieran del campo lesionados, Dani Carvajal por el conjunto blanco y las estrella de los rojos, Mohamed Salah, quien luego de falta de Sergio Ramos, se lastimaría uno de sus hombros, lo que le impidió continuar en el encuentro, saliendo al minuto 29.

El primer gol del Real llegó por error de Karius ante un despeje que no logró conseguir por el asedio de Karim Benzema, quien solo tuvo que tocar el balón para que entrara en la arquería del Liverpool.

Minutos después, Sadio Mané, empataría el encuentro por los ingleses, en una jugada generada en un saque de esquina, que tomó en un segundo toque, hundiendo el balón en la portería que defendía Keylor Navas.

Con la salida de Isco, Bale se incorporó al encuentro y no corrió muchos minutos cuando ante un centro realizó una acrobática chilena inalcanzable para Karius, que en esta ocasión no tuvo la culpa, para darle la delantera a su equipo, 2-1.

Con un Liverpool tratando de buscar el empate, luego del lujoso gol de Bale, este tuvo nuevamente el control de la esférica y desde media distancia disparó a Karius, quien intentó despejar sin tener dominio del balón, propiciando el tercer tanto de los blancos y el segundo del galés.

Real Madrid consigue su tercera champion en forma consecutiva y la cuarta en las últimas cinco ediciones. En este andar, el Atlético de Madrid ha sido su víctima en dos ocasiones, así como Juventus y ahora Liverpool.