Gobierno mantiene desvío de atención

28/2/18 - 12:00 AM
Hay quienes dicen que la Segunda Guerra Mundial la tenía Alemania perdida desde su...

  •                                             

Hay quienes dicen que la Segunda Guerra Mundial la tenía Alemania perdida desde su inicio y otros discrepan. Lo que sí es cierto es que de ganar, el mundo sería diferente. Él había pactado la repartición de Polonia entre Alemania y Rusia con el pacto Ribbentrop-Mólotov, retrasó en 100km la toma de Moscú el 7 de diciembre de 1941, o bien la información dada al espía Richard surge que Japón no atacaría a Rusia, pero sí al Peal Harbor, ese mismo día, y no a Rusia o a la captura de la máquina Enigma que descifró el código alemán y otros más, sin embargo, hay un evento histórico que puso un hito que la historia no sabe interpretar, y es la toma de Stalingrado por el ejército soviético con la rendición del VI ejército alemán.

Hitler no era tan loco ni tan mal estratega, aunque tenía una mentalidad de trincheras de la Primera Guerra Mundial, en la cual fue solo un valiente cabo. Poco interés tenía por la vida humana, sin embargo, ahora entendemos por qué el coronel general Von Paulus, después de tantas exitosas campañas y la toma casa por casa de la ciudad de Kiev, ahora como golpe a la imagen se había decidido la destrucción total de Stalingrado. Al Stalin ver esto por orgullo destaca una enorme cantidad de tropas y se las da al mundo al mando del mariscal Zhukov. Estos acorralaron 250 mil soldados del VI ejército alrededor de la ciudad. Este cerco pudo haber sido roto, pero no se logró, por tanto, se decide que serían abastecidos y se evacuarían los enfermos por medio de la Luftwaffe (fuerza aérea) comandada por Boering. Este fue un fracaso, y Von Paulus trata del entropamiento, no pierde, y para no permitir que se rinda lo nombran mariscal, y ese mismo día, el 2 de febrero de 1943, rinde las restantes tropas de casi 113 mil efectivos, de los cuales solo sobrevivirían 5,000 más los 25 mil evacuados por vía aérea.

Hay quienes erróneamente dicen que esta fue la estocada final del Tercer Reich, todo lo contrario, esto le dio 29 meses de vida y lucha, ya que a los rusos haber desplegado varios ejércitos y numerosas divisiones para impedir la toma de la ciudad, contrario a tomarse la Rostov on Done que de haberlo logrado, que era muy factible, hubieran acorralado 1 millón 500 mil de soldados del ejército centro (don) y del sur (A) que hubiera traído consigo la derrota alemana, la cual no fue posible por la heroica resistencia del VI ejército en Stalingrado. Mucho hubiera cambiado el mundo si la guerra hubiese terminado en 1943.

En la vida pasan estas distracciones que por sacrificar unos cuantos se salvan muchos. Esto me recuerda el caso Odebrecht, en el que el Dr. James Lasso y la afamada Fundación Don James asumen toda la culpa cuando sabemos quién es el verdadero responsable. O bien el sacrificio inútil de las dos magistradas, una que había protegido y encubierto a varios panameñistas de los procesos y la otra que amañando procesos legales dizque de información privilegiada, a todas luces inmoral e ilegal, pero peor no sabemos si llegó a graduarse de leyes, todo para desviar la atención de los escándalos del momento, Odebrecht y Blue Apple.

O bien decir que le darán un golpe de Estado al presidente por haber alterado la composición de la Comisión de Credenciales en la Asamblea o bien usando diputados de Troya, que irrumpen y se apoderan con fondos de la Asamblea de la nueva junta directiva de Cambio Democrático. O peor aun hacer todo tipo de licitaciones a precios exorbitantes aduciendo ser transparentes, desviando la atención hacia el gobierno anterior o dar asesoría en el Idaan y Conades, donde un cocotudo se lleva un tajadón que resulta ser la misma empresa que construye una carretera costanera a precios exorbitantes. Igual a la firma estrella de abogados con sus nuevos representantes chivos.

La compra de insumos a los estamentos de seguridad, otra aberración que vemos, con todo y que dijeron que el gobierno anterior había comprado en demasía. No hablemos de excesos en piso, techos, alcantarillados, Corredor de los Pobres, carreteras, proyectos de viviendas, donde los apartamentos tienen un costo por m2 más caro que la ciudad de París, las mejoras del Causeway, y podría seguir, pero es mejor desviar la atención y juzgar al diputado Rosas a que lo hagan con el presidente, y con todo y que el dinero recibido sabemos a qué partido y a qué altos funcionarios les tocó.

El desvío de atención es algo tan típico en la psiquis mental varelista y lo bueno es que son tan predecibles que dejan tantos rastros. Yo no entiendo por qué ellos viendo la debacle que les viene no paran y negocian un alto a la persecución política, tal como hizo Hitler que trató de negociar con Rusia una paz por separado y no pudo al ser denunciado por los aliados en la conferencia de Yalta, que requería la rendición incondicional y prohibía negociar la paz individualmente.

Sigo repitiendo que el presidente debe leer más historia y creer menos cuento de los asesores para comprender el futuro que le depara. Ya yo compré mi pop corn porque conozco el final, y eso que aún no he contado ni ha salido la mejor parte que promete ser más espeluznante que los Panamá Papers.